El Aceite (Micro Historia)

Posted on February 6, 2011

0


Aceite


Los que fueron creados dejaron de profesar por el creador

Se aislaron de el

Y crearon a su imagen.

Los corazones fueron cambiados

Y del metal surgieron nuevos seres…

El diario de Worth

El aceite

No muchos inorgánicos estaban seguros del tiempo en el cual lograron la independencia de los orgánicos, pues el tiempo no discutía con ellos ni los hacía envejecer, debido a que  su naturaleza era eterna. Pero todos recordaban los elementos que le dieron vida y pocos olvidaban de donde provenían.

Uno de esos elementos, lo llamaban aceite, el brebaje digital. De color azul marronazo,  viscoso y  con una densidad tres veces mayor al mayor liquido de la vida orgánica, hacían de este compuesto la única fuente de retro digitalización o composición digital individual del colectivo inorgánico.

En Binomia, capital de los inorgánicos, después de proclamar su independencia del dominio del gran planeta  Eolios, fue el origen de este brebaje, encontrado en estado artificial en ambos polos del satélite Eolial. Aun así era escaso y los inorgánicos, al percatarse de esto, crearon grandes laboratorios que transformaron aquel satélite repleto de aquel extraño liquido orgánico, en un completo océano azul marronazo.

Los orgánicos desconocían por completo el proceso de creación de este liquido viscoso, pues la creación del liquido solo era conocido por inorgánicos de alto rango. Esto hacia del aceite un mecanismo de control de retro digitalización, con el cual, los lideres de Binomia podían denegar el liquido a todos aquellos que no aportaban conocimiento al colectivo. Esto indujo al contrabando del brebaje por aquellos que se les había negado el derecho de beberlo, lo que produjo el primer conflicto de aquellos seres, generando un retroceso en la retro digitalización colectiva de la especie.

El mundo de los inorgánicos fue perdiendo interés para los orgánicos de Eolios después de este conflicto, lo que causo el total desenvolvimiento de la historia de estos seres por los que habitaban el gran planeta.  Binomio se fue oscureciendo ante su ojos, hasta el punto de olvidar por completo que contenía aquel frio y marronesco planeta.

Tagged:
Posted in: Writing