Venezuela Fea, Generación Testigo de la Decadencia II

Posted on September 10, 2010

4


Venezuela Fea


Chávez comenzó su reinado dando un discurso de respeto, igualdad y tolerancia que sorprendió a propios y extraños, demostrando un nivel de educación que hacia olvidar hechos pasados. El hombre parecía realmente tener un proyecto, una visión a futuro, dejando atrás los vicios y bares de mala muerte que visitaban los gobiernos anteriores. Sus palabras en ese primer discurso, al conocer el resultado de las elecciones, realmente elevo el prestigio político de aquel hombre a niveles de dioses nórdicos, de esos que se desgarran la camisa, mostrando sus cuerpos esculturales a la bellas damiselas calientes semi desnudas. El hombre hizo mojar los pantalones de niños y niñas, y en menos de un año, la sociedad Venezolana le dio casi todo el poder político y económico a esta especie de Dios político para que salvara al país, cumpliendo su proyecto.

La bandera del proyecto era la “revolución”, que según Wikipedia es “…el cambio o transformación radical y profunda respecto al pasado inmediato…” . De aquí partió el primer gran error conceptual del proyecto, que me hacía sentir en mi plena juventud que, este Dios político, era en realidad un pobre hombre, lector de muchos libros viejos acerca de cómo liderar una nación.  Les diré porque, Venezuela no se daño en un proceso inmediato ocurrido en el pasado, mas bien, hablamos de un ciclo de degeneración progresiva desde los tiempos de la caída de Pérez Jiménez, en los finales de los cincuenta. Inclusive, podemos retroceder aun más la degeneración , debido a que los habitantes de este país tienen algún tipo de gusto morboso por jugar “militares y políticos”, donde cada uno de los participantes se derrocan continuamente, en el susodicho ideal del bien popular.

No es posible aplicar una revolución en un proceso tan complejo y contaminado como el que se había  y se ha construido en el país. Véalo como una cirugía, donde el paciente está realmente muy enfermo, padeciendo de una serie de enfermedades que requieren operaciones a lo largo de un periodo de tiempo prolongado que, después de varias sesiones de recuperación, generara la sanación de las dolencias. Chávez creía y aun lo cree, que Venezuela necesita una operación de apéndice.

Bueno, decidido a ejecutar su revolución, Ayatola decidió llenar todo su gabinete de amigos inútiles, compañeritos de aventuras en el juego de las intentonas golpistas. Estos amigotes comenzaron a ocupar cargos para los que ni siquiera habían sido preparados, convirtiendo al hombre de armas en un especialista de la economía, al barrendero en banquero, a la vendedora de empanadas de cazón en asambleísta y así sucesivamente. La gente con cierto sentido de progreso comenzó a protestar y Chávez se empezó a molestar, quitándose la careta de Dios político para mostrar su camisa roja, panza creciente y boca poco diplomática. Ya el hombre se sentía poderoso, así que en prueba de su potestad, boto al basurero muchos trabajadores petroleros.

Bebiendo whiskey del bueno todo los días, dando discurso aguerridos al pueblo que difícilmente agua bebía, el hombre se regocijaba orgulloso de lo que estaba haciendo. Debido a esos libertinajes, Chávez tuvo que ir al baño, y quizás en su cagada más importante, defeco un pequeño mojoncito, llamado oposición. Esta oposición, en justa protesta, desencadeno los fatídicos hechos del 11 de Abril de 2002, un día muy triste para mi país.

Yo estaba allí, con suerte algo alejado de donde empezó la matanza y los disparos de aquellos hombres, hoy en día considerados héroes de la revolución. Mucha gente trato de hacer olvidar el acontecimiento causado por esos personajes, culpables de los hechos, con claras evidencias al respecto, desnudando su ineficacia al arte del sigilo si este claro, había sido su objetivo. Estos hombres aun siguen libres, supongo yo en playas nudistas del Caribe, bebiéndose unas piñas coladas y celebrando la impunidad, nacida de la conveniencia de las circunstancias gubernamentales.

Hmm, no creo que sea Photoshop

 

Ese día se vio otro pesar de Venezuela. Al gobierno presente, sea verde, blanco o el actual rojo, le importa un comino las necesidades del pueblo. El pueblo no es más que combustible para el voto y el único problema del actual gobierno es que ejecuta el principio con el más descarado y publico placer, tal como ese día fue. Lo triste es que el pueblo se ha acostumbrado a esto, generando una simbiosis con el gobierno de transmisión de fluidos corporales tóxicos muy dañinos para ambos. Quizás este uso no es tan notorio en la capital, pero es evidente en el resto del país, donde Chávez utiliza sus encantos en viejitas de senos caídos e incultos al real estado de las cosas para alimentar su poder. Y saben que, ese es el alimento de los gobiernos venezolanos y es una costumbre arraigada en los genitales del poder, que siempre han mantenido a flote un país al filo de la navaja.

El 11 de Abril hizo que Ayatola se fuese a tomar un par de cafés a Isla Tortuga, volviendo a la capital dos días después, para de una vez por todas, profundizar la revolución y eliminar las ideas del mojoncito que creo.

Antes de Chávez poseíamos una política de la nada, falta de ideas al futuro, con él, aprendimos a conocer el termino de la revolución de la nada, engendro de una bola de nieve odiosa, rencorosa y aun así, falta de ideas. En Venezuela se ha perdido el sentido de libertad y prosperidad, claves para evolucionar en el mundo actual. La felicidad de caminar en la noche con tu pareja en cualquier plaza, el placer de poder construir algo innovador y constructivo para el mundo, el simple derecho de no tener miedo a salir porque te pueden raptar o matar; todo se ha ido esfumando de a poco. Venezuela se ha convertido en un aniquilador de sueños, tanto para un conjunto de personas o comunidades como al individuo. Todo se ha vuelto confuso, las leyes y su cumplimento en todos los ámbitos, mezclando la diferencia entre lo correcto e incorrecto para llevar adelante una sociedad, desde la familia hasta la comunidad. Y creo que mas allá de un gobierno inepto y populista, el error nace de la propia idiosincrasia de la sociedad venezolana.

Es triste pensarlo, los Venezolanos somos grandes e inteligentes personas de manera individual, pero somos terribles cuando nos transformamos en  una comunidad. Un ejemplo muy claro es algo que hizo mi padre de sangre unos años atrás, en el camino que conducía a la granja de pollos que nos sustentaba monetariamente. El camino estaba y está rodeado por una pequeña comunidad muy humilde de familias, que en esos tiempos se había vuelto una bola de tierra enlodada difícil de recorrer. Nadie le prestaba atención y cada quien aguantaba el camino a su manera. Un día muy particular, cuando un camión de grandes dimensiones se dirigía a la granja, el terreno colapso y el camión no llego al destino. Mi padre, no molesto, arrecho, pidió ayuda de la comunidad para arreglar la vía, que era no más de 500 metros de  longitud. Nadie ayudo, así que, mi padre, pateándome el trasero, me llevo a comprar cabillas y una serie de cosas para construir una vía de cemento en el tramo. Solo los dos, yo muy molesto por trabajar y el complacido por lo que hacía, construimos una deplorable vía donde los carros pudieron transitar otra vez. Al final de la construcción entendí todo. No se debe depender de los demás, menos de un gobierno que no te quiere, menos de la flojera de una sociedad poco predispuesta a ayudar, mucho menos de un mesias que te salvara. Mi padre, en su frase más sabia que recuerdo, me hizo ver todo con más claridad: “hay que ayudar a estos huevones, aunque no se den cuenta que necesitan ayudan, no importa que no nos ayuden a nosotros”. Lo único que pensé tras grandes palabras fue: “quizás así es como se construye un buen país”.

Luego, ya en la universidad, comenzaron las famosas protestas estudiantiles, tanto los denominados chavistas como los opositores. Creo que este evento en particular me dio mucha risa, ya que más de una lucha contra lo que se estaba haciendo de manera incorrecta, era la oportunidad de que nuevos políticos wannabe surgieran en el mercado actual de políticos idiotas. Estos jóvenes, gritaban y daban discursos como políticos actuales, acerca de la libertad y la libre expresión en canales de televisión. ¿Cual libertad en canales de televisión?, que yo hubiera sabido, todos los canales de televisión se habían politizado desde hacía algún tiempo. VTV se convirtió en Chávez TV, RCTV (ya clausurado) se la pasaba hablando de lo cabrón que era Chávez, Venevision es puro billete  y se fue al mejor postor,  Televen es un cagado “imparcial” y GloboVision es el mártir de la novela, el que más se acerca a mostrar la realidad del país. Por lo que a mí concierne, todos los canales mencionados deberían ser clausurados por hacer mala televisión, son las cadenas más aburridas de Latinoamérica y están sumamente politizadas. El periodismo, que fue el gran tema que hizo surgir los acontecimientos mencionados, está claramente contaminado de esto, simplemente vea las noticias y podrá darse cuenta. Una Conclusión muy simple es que VTV pasa las noticias en las perspectivas rojas, denigrando el enemigo, el resto comunica las perspectivas anti-rojas, denigrando al enemigo.

Los estudiantes tuvieron sus quince minutos de fama, la cual desapareció cuando sus líderes habían logrado el cometido de acceder a la elite política. Este movimiento, como dije, bastante chistoso, mostraba el ciclo político de Venezuela. Los gritos de los líderes estudiantiles me sonaban como agresivos, de una manera distintas a los de Chávez, pero con el mismo sentido, igualmente, impedir la enseñanza, para dirigirse a marchar por el país me parecía muy agresivo y, el final de esos quince minutos, donde uno de los más prominentes líderes del movimiento comenzó a cantar con su banda en la última gran protesta de los estudiantes fue realmente deprimente y desesperanzador.

Freddy, tu banda apesta

Habían pasado ya algunos años en el reino de Chávez, y se comenzaba a notar que todos los políticos que se presentaban al publico eran realmente idiotas y súper carente de ideas, de ideas que importe. Nunca hay un plan serio de Chávez, que te explique por están las cosas como están, o como la oposición proponía un plan serio y estudiado de construcción de país, nunca. No hay plan, solo mierda vocal y ya, el ciclo se repite.

Me pregunto donde se fueron los lideres, Venezuela no necesita políticos, necesita de líderes que te explique, te propongan y sean honestos. Alguien que te diga: “la cague”, “vamos a mejorar el país juntos”, ”Aumentemos la oferta y demanda en el mercado”, “no va a ser bonito, pero tenemos que liberar el mercado cambiario”, ”les voy a explicar cómo pagaremos la deuda externa” , “yo no tuve relaciones con esa mujer”. ¿Dónde se podrá conseguir alguien así?, ¿Me pregunto que, si surge un líder, la contaminación política de todos los sectores lo dejara surgir?.

Ciclo político Venezolano

A grandes rasgos, la oposición y Chávez son la misma cosa, simplemente que este último tiene más presupuesto.  Ambos carecen de ideas y su misión es la obtención al final de mas poder. El mal yace en la política venezolana, consumida por la droga llamada petróleo, lo que lo hace realizar muchos intentos de suicidio. Esta obtención de poder hizo desaparecer los verdaderos líderes del país, dejando sarnas y alimañas del dinero que no merecen el poder. El gobierno usa al pueblo y el pueblo se ha acostumbrado a ser usado, desde hace mucho tiempo, Chávez simplemente lo ha sabido aprovechar mas sabiamente. ¿Cuándo dejaremos de ser drogadictos y vivir en una pocilga?, realmente no sabría responderle amigo lector, lo que sí puedo comentar es que, si siguen aplicando estos vicios, el ciclo fatal y la droga negra seguirá siendo nuestro alimento.

Chávez es el verdadero reflejo de la sociedad venezolana, el que vemos los fines de semana bebiendo y disfrutando con sus amigos, festejando sin cesar, sin razón aparente para hacerlo, usando el dinero sin planificar, siempre en pro al derroche. El hombre que en su carro insulta y rompe la ley cada día, ausente al daño que hace a la sociedad por no dar el ejemplo, desconocedor del mal que hace, porque ya se ha tornado algo natural. Un hombre que vive sobrado de la teta del petróleo, relajado por el dinero que siempre de alguna forma llegara, no previendo el futuro, bromeando y faltando el respeto a lo ajeno a él. Chávez representa ese lado de Venezuela, que desde hace cuarenta, cincuenta, cien años nos a echo ser como somos como sociedad, un desastre.

No hay nada que celebrar, no merecemos tirar, beber o gozar. La deuda que tenemos con el mundo es inmensa y el mundo reclama esa deuda de un país que pudo ser, pero no lo fue y esa es la verdad. Como ejemplo, quisiera acotar la foto de presentación de estos artículos, al hombre se le conocía como Edwin “El Inca” Valero, un pequeño y claro ejemplo de la decadencia en nuestro país.

Espero que estas líneas hayan impactado sus pensamientos y sirva como reflexión del porque somos como somos y pensar cómo hacer para cambiarlo. Los invito a comentar sobre el tema con sus amigos, familiares, allegados y enemigos.

Cualquier insulto, comentario o blasfemia, por favor siga la flecha.

FIN.

 

Temas relacionados:

Venezuela Fea, Generación Testigo de la Decadencia I

Posted in: Fun Politics, Writing